Luxemburgo. Los dirigentes de la Unión Europea necesitan alcanzar una decisión sobre una red de seguridad para Grecia, pero no sería un desastre que no se lograra esta semana, dijo el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Luc Frieden.

Consultado sobre la posibilidad de que Grecia acuda al Fondo Monetario Internacional, Frieden expresó a Reuters que "creo que una solución europea debe formar parte del acuerdo".

"Si la solución europea se complementa con alguna ayuda técnica o financiera del FMI, el euro no se debilitará", indicó en los márgenes de una conferencia en Luxemburgo.

Agregó que es importante que sea "una decisión europea, tomada por dirigentes europeos y que las decisiones sobre las condiciones las establezca Europa. Eso es fundamental para la credibilidad y estabilidad del euro".

Frieden dijo que la última reunión del Eurogrupo este mes dejó todo preparado para una decisión política.

"Recibiría con agrado una decisión en la cumbre pero no sería un desastre si no se consiguiera", concluyó.