Buenos Aires. La balanza comercial de Argentina cerró 2009 con un superávit récord de US$16.980 millones, pese a la desaceleración de la economía por la crisis económica global, dijo la presidenta Cristina Fernández.

La cifra, que se compara con los US$13.100 millones de 2008, representa un leve incremento respecto a los US$16.591 millones que había informado preliminarmente la propia mandataria argentina.

"Han llegado los números finales de lo que ha sido el saldo comercial argentino (...) El saldo exportable llega a US$16.980 millones (...) Un 39% de las exportaciones son de manufacturas de origen agroindustrial", dijo la presidenta.

La economía del país sudamericano se habría expandido 0,9% en 2009, dijo días atrás Fernández, dato que contrasta fuertemente con estimaciones privadas, que indican una contracción de alrededor de 4%.

Argentina creció a altas tasas entre 2003 y 2008, pero a fines de ese último año comenzó a desacelerarse ante el impacto de la crisis global.

Producción industrial. Durante un acto público, la mandataria también adelantó un fuerte crecimiento de la actividad industrial de 10,4% desestacionalizado en diciembre pasado respecto al mismo mes de 2008.

Agregó que existe un crecimiento en el uso "de la capacidad instalada de los doce aglomerados industriales de 76% con que cerramos en diciembre del año 2008, a 80,22% en el año 2009, con un repunte impresionante en el sector metálico básico", agregó.

El dato fabril se ubicó muy por encima de lo esperado por el mercado, que aguardaba una expansión de 5% con estacionalidad según el promedio de las expectativas de siete analistas consultados por Reuters.

El indicador industrial de diciembre frente a noviembre aumentó 6,2%, adelantó la mandataria.

Los números oficiales de balanza comercial y de la actividad fabril se conocerán este viernes.