El Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) pagará con US$2.500 millones de las reservas que atesora compromisos de la deuda pública que el gobierno de la presidenta Cristina Fernández deberá honorar hasta que finalice este año.

La decisión fue reportada a través de un comunicado oficial que emitió la autoridad monetaria, en el que se consigna que fue autorizada "la afectación de los recursos correspondientes a la integración del Fondo de Desendeudamiento Argentino" desde el que luego se realizarán los giros correspondientes al acreedor que corresponda.

"El Directorio adoptó esta decisión de conformidad con la autorización establecida en la Carta Orgánica del BCRA y tras haber concluido que el nivel de reservas resultante garantiza la ejecución de la política cambiaria, tomando en consideración la evolución de las cuentas externas", afirma la nota.

En ese contexto, voceros de la entidad precisaron que "la mayor cantidad del monto indicado -- unos US$2.200 millones-- se aplicará a la cancelación de las obligaciones que se desprenden de los compromisos generados por el título que se conoce en el mercado bursátil como BONAR 2013 que vencerán en septiembre venidero".

Al cierre de las actividades del jueves a punto de finalizar, según el reporte diario del BCRA, se conoció que las reservas se ubican en US$37.011 millones, lo que representa el nivel más bajo en los últimos seis años y que con la decisión adoptada que caerán por debajo del nivel en el que se mantenían desde junio último.