Una caída del 48% en su superávit fiscal primario, registró Argentina en enero, con respecto al mismo mes de 2009.

Según datos oficiales, la caída fue de US$266 millones, frente a los US$515 millones de enero de 2009, consignó La Tercera citando a EFE.

En tanto, el gasto primario aumentó US$1.119 millones, lo que supone un crecimiento del 25% en términos interanuales. Esto, debido principalmente, al incremento de las prestaciones a la seguridad social y de las coberturas asistenciales.

El Ministerio de Economía pronosticó que el superávit volverá a su nivel a partir de marzo o abril, cuando impacte "de manera plena la reactivación económica que comenzó a fines del 2009".