Bruselas. La inflación en la zona euro subió como se esperaba en abril pero siguió bien por debajo de la meta del Banco Central Europeo (BCE), subrayando las expectativas del mercado de que el banco mantenga sin cambios las tasas de interés hasta 2011.

Los precios al consumidor en los 16 países miembros de la zona euro subieron 1,5% interanual, tras el alza de 1,4% en marzo, estimó este viernes Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

Los datos mensuales no fueron dados a conocer.

En marzo, los precios fueron impulsados mayormente por costos más altos de la energía.

El BCE quiere mantener la inflación por debajo de 2% en el mediano plazo. Economistas esperan que el banco mantenga las tasas de interés en un mínimo récord de 1% hasta el próximo año.

Por otro lado, Eurostat dijo que el desempleo en la zona euro se mantuvo plano en marzo con respecto al mes anterior, en 10%, en línea con las expectativas de economistas encuestados por Reuters.

Eurostat estimó que unos 15,8 millones de personas estaban sin empleo en la zona euro en marzo, 101.000 más que en febrero y 1,39 millones más que en marzo de 2009.