Buenos Aires. El presidente del banco central de Argentina, Luis Caputo, dijo este viernes que el financiamiento del Gobierno para 2019 está totalmente “cubierto” y que los altos rendimientos de la deuda soberana tenían “exageración”, lo que llevó al peso local a revertir una caída inicial.

Durante una exposición ante ejecutivos de finanzas en la ciudad de Mendoza, el funcionario insistió en que Argentina poseé actualmente un tipo de cambio competitivo y que la tasa de interés de política monetaria del 60% es “de crisis”, por lo que es inviable a mediano y largo plazo.

Caputo remarcó que el actual nivel de reservas del banco central, de unos US$51.140 millones, es “holgado”.

Argentina espera que el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) vote en la segunda mitad de septiembre un pedido de adelanto de recursos establecidos en un convenio previo, mientras negocia con los gobernadores provinciales el aval del presupuesto 2019 con el objetivo de lograr su prometido ‘déficit cero’.