Ciudad de México. Este año el Bitcoin ha registrado crecimientos sin precedentes. En México, al igual que en otros países, las autoridades han mantenido debates constantes en torno a esta criptomoneda. Advierten los serios riesgos que trae consigo. 

Apenas el martes el bitcoin, la punta de lanza de las criptodivisas, había cotizado en US$18,850 tras haber debutado en el mercado financiero internacional. Fue en el mercado de futuros de Chicago (CBOE), bajo la pizarra XBT, que la cotización para enero del bitcoin alcanzó esa cifra histórica.

La CBOE fue la primera oportunidad oficial para los inversores profesionales de invertir en el bitcoin, creado en 2009 y del que algunos desconfían debido a su ausencia de regulación y su falta de transparencia, dos atributos atractivos entre delincuentes y traficantes que desean blanquear dinero.

CBOE fue la primera oportunidad oficial para los inversores profesionales de invertir en el bitcoin, creado en 2009 y del que algunos desconfían debido a su ausencia de regulación y su falta de transparencia, dos atributos atractivos entre delincuentes y traficantes que desean blanquear dinero.

El Chicago Mercantile Exchange (CME) lanzará intercambios la próxima semana, y se espera que en 2018 le sigan Nasdaq, la plataforma en la que operan Google y Facebook.

Sin embargo, en una señal de la incertidumbre generada por su ascenso meteórico, la máxima autoridad del organismo regulador bursátil de Estados Unidos (SEC), advirtió el lunes a los inversionistas sobre los riesgos de las criptomonedas y las "ofertas iniciales de moneda", una importante herramienta para financiar nuevas divisas.

"Los inversionistas deberían entender que a la fecha ninguna oferta inicial de moneda ha sido registrada en la SEC", dijo su presidente Jay Clayton. "Si alguien les dice lo contrario, estén especialmente recelosos".

México advierte. Esta semana el Banco de México, Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dijeron en un comunicado conjunto que los activos virtuales no tienen respaldo de las autoridades financieras o instituciones gubernamentales.

"No constituyen una moneda de curso legal en México y no son divisas, ya que ninguna autoridad monetaria extranjera las emite ni respalda su poder liberatorio en la realización de pagos", agregaron.

El comunicado hace referencia a un instrumento conocido como Oferta Inicial de Monedas virtuales (ICO, por sus siglas en inglés), un sistema de financiamiento que usan las compañías de criptomonedas (llamados activos virtuales en la ley mexicana) para obtener fondos y darle valor a las monedas que usan en sus servicios o aplicaciones.

Las autoridades aclararon que a la fecha no tienen registro de la emisión de una ICO en territorio nacional, sino sólo la comercialización y venta de ICO originadas en el extranjero.

"No obstante esto, dependiendo de sus características específicas, algunas ICO que, en su caso, se originen y emitan en México podrían violar la Ley del Mercado de Valores y constituir un delito financiero", dijo el comunicado.

Bitso, una plataforma de intercambio de activos virtuales en México, dijo en un comunicado que el anuncio de las autoridades va en sintonía con lo dicho por otros reguladores a nivel mundial y que es acertado alertar al público sobre los peligros que esta tecnología implica.

Sin embargo, comentó también que la tecnología no es criminal, y que simplemente el marco jurídico no se encuentra adaptado a ella. "En un marco regulatorio adecuado podría presentar un método para financiar proyectos tecnológicos de punta", expresó.

En los últimos meses y tras la fuerte subida del precio del bitcoin, los gobiernos de China y Corea del Sur prohibieron los ICOs. En contraste, el gobierno de Singapur emitió los lineamientos para que este tipo de ofertas iniciales puedan realizarse bajo un marco legal definido.

Las autoridades de México destacaron que los activos virtuales han mostrado alta volatilidad y advirtieron que quienes inviertan en ellos se enfrentan a la falta de un régimen legal especial para resolver disputas y a la ausencia de respaldo, regulación y supervisión a quienes los administran y distribuyen.

Legal o no, se discute en el Congreso. A pesar de las advertencias de las autoridades mexicanas, en el Congreso el tema del bitcoin, Blockchain (la tecnología que ampara las transacciones virtuales) y las llamadas Fintech, alcanzó un hito cuando el Senado aprobó una iniciativa que ubicaría estos mercados bajo la supervisión del Banco Central.

La iniciativa, conocida como Ley Fintech, se tendrá que discutir ahora en la Cámara de Diputados. De aprobarse, la figura de las monedas virtuales seguiría sin tener curso legal en los mercados financieros del país. Sin embargo, los mercados y tecnologías bajo los que operan serían regulados por Banxico.