Buenos Aires. El banco central argentino dará a conocer en las próximas semanas nuevas normas para los bancos, lo que hará más fácil abrir sucursales y poder prestar así dinero.

Los bancos podrán abrir sucursales simplificadas que no tendrán que cumplir todos los requerimientos de una entidad normal, según consigna Buenos Aires Económico.

El objetivo de la medida, impulsada por la nueva presidenta de la entidad, Mercedes Marcó del Pont, es ampliar los niveles de bancarización.

Si bien las sucursales ofrecerán los mismos servicios que otras entidades, tendrán un monto límite para las operaciones en efectivo, lo que reducirá el costo operativo.