Brasilia, Xinhua. El Banco Central de Brasil redujo la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto a 2,5% para este año, de acuerdo con el Informe Trimestral de Inflación divulgado este lunes.

La expectativa oficial de crecimiento de la economía había comenzado el año en 4%, cayó a 3,5%, luego para 2,7% y ahora, con la nueva proyección, se ubica en línea con las estimativas del mercado.

El BC también bajó la proyección de crecimiento de la industria de 1,2% a 1,1%, resultante de una caída proyectada de 2,8% de la industria extractiva, un crecimiento de 1,9% en construcción civil y de 1,5% en la industria de transformación.

También fue revisada hacia abajo la proyección para el crecimiento del sector de servicios, que pasó de 2,6% a 2,3%, mientras que el PIB del sector agropecuario fue elevado de 8,4% a 10%.

La autoridad monetaria elevó la estimativa para el crecimiento de la Formación Bruta de Capital Fijo de 6,1% a 6,5%, lo que revela una fuerte recuperación de las inversiones productivas.

Para el consumo de las familias, el BC prevé un crecimiento de 1,9%, y para el consumo del gobierno, de 1,8%.

"Ese resultado apoya la visión de que estaría en curso un cambio en la composición de la demanda agregada. En ese sentido, el consumo continuará en crecimiento, pero en ritmo más moderado; y en contrapartida, las inversiones y las exportaciones líquidas ganarían impulso", evaluó el BC.

Mientras que el componente interno de la demanda debe contribuir a un crecimiento de 3,5% en el PIB, el componente externo de la demanda debe tener una contribución negativa de un punto porcentual para el PIB de este año, con un aumento de 1,7% en las exportaciones y de 8,4% de las importaciones.

El BC redujo también su proyección de la inflación para este año, de 6% a 5,8%.

Para 2014, la expectativa es de una inflación de 5,7%, continuando su trayectoria declinante hasta septiembre de 2015, cuando debe estar en 5,5%.