Santiago. Tras el devastador terremoto que azotó Chile a fines de febrero, el banco central del país decidió este jueves mantener su tasa de interés de referencia en un mínimo histórico de 0,5%, pero advirtió que el sismo tendrá efectos sobre la inflación y el crecimiento en el corto plazo.

En el período inmediatamente posterior al terremoto, Chile verá un aumento de la inflación y una disminución del crecimiento debido a los efectos disruptivos inmediatos de la catástrofe.

Debido al corte de caminos y los daños a fábricas y bodegas, muchos bienes negociables se encarecieron o comenzaron a escasear.

De acuerdo a dos sondeos recientes divulgados por el banco central -uno a analistas y el otro a operadores de mercado- el índice de precios al consumidor subiría 0,8%

En cuanto a los efectos a mediano plazo del quinto terremoto más fuerte de la historia, el banco central dijo que las perspectivas económicas serán determinadas por la capacidad productiva del país y la forma de financiamiento en los esfuerzos de reconstrucción, pero que "una cuantificación de estos aspectos es aún prematura".