El Banco Central (BC) rebajó -por sexta vez consecutiva- las proyecciones de crecimiento para 2019, incluso, a una cifra menor que la que reajustó el Gobierno.

En su Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) correspondiente al mes de julio, la entidad fijó el 2,8% la expansión, es decir, una décima menos que lo esperado en junio.

Dicha cifra es lejana al 3,2% que proyectó el Gobierno este martes, admitiendo que el escenario económico se ha tornado “complejo”.

Lo anterior fue difundido por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, durante una reunión con la Comisión Mixta de Presupuestos.

Si bien el Ejecutivo proyectaba un crecimiento de entre 3% y 3,5%, el jefe de las arcas fiscales explicó que este finalmente se reajustó a un máximo de 3,2%.

Larraín sostuvo que el escenario internacional ha complicado algunas metas y proyecciones; y que en el segundo semestre del presente año podría haber reactivaciones.