Pekín.- China no tiene apuros por seguir a otras naciones en un relajamiento significativo de sus políticas monetarias pero tiene muchas alternativas para animar a la economía en desaceleración, dijo este martes el banco central, en un enfoque cauteloso sobre la actividad del país asiático.

A pesar de la serie de medidas para estimular la expansión lanzadas el año pasado, la segunda mayor economía del mundo aún debe estabilizarse dado que la guerra comercial con Estados Unidos parece no dar tregua.

Analistas esperan que el ritmo de crecimiento chino se enfríe más este trimestre desde el mínimo de 30 años de 6,2% visto en el periodo de abril a junio.

El gobernador del Banco Popular de China (PBOC por sus siglas en inglés), Yi Gang, dijo que aún hay amplio espacio para seguir manejando las políticas macroeconómicas.

Yi dijo que aún existe mucho espacio de maniobra en la política monetaria, aunque algunas opciones deberían emplearse cuidadosamente. También señaló que las autoridades chinas mantendrían una política monetaria "normal" por el mayor tiempo posible.

"Pero no estamos apresurados por tomar medidas similares a las de bancos centrales de otros países, ya sean grandes recortes de tasas de interés o políticas de alivio cuantitativo", dijo Yi en un comunicado antes de la celebración del 70 aniversario de la creación de la República Popular China.

China redujo el viernes su principal tasa de créditos a un año por segundo mes consecutivo, en un intento por disminuir los costos de endeudamiento y apoyar a pequeñas firmas afectadas por la guerra comercial y una ralentización de la actividad.

Pero el recorte de cinco puntos base fue mucho menor a la reducción de 25 puntos base que la Reserva Federal estadounidense aplicó la semana pasada a su tasa de interés de referencia.

Yi dijo que aún existe mucho espacio de maniobra en la política monetaria, aunque algunas opciones deberían emplearse cuidadosamente. También señaló que las autoridades chinas mantendrían una política monetaria "normal" por el mayor tiempo posible.

Respecto al gasto fiscal, el vicepresidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, Ning Jizhe, dijo también el martes que China intensificará sus esfuerzos para estabilizar el crecimiento, acelerando la construcción de proyectos de inversión y relajando las restricciones a la compra de autos.