Pekín. China adoptará un paquete de herramientas de política para contener las expectativas inflacionarias generalizadas y eliminar de raíz posibles riesgos, según un comunicado del banco central publicado el domingo.

Reiterando su política de larga data, el comunicado puesto en el sitio en internet del banco central (www.pbc.gov.cn) citó al jefe del banco central, Zhou Xiaochuan, diciendo que China mantendría su política fiscal proactiva y una política monetaria apropiadamente libre ya que aún enfrenta complejos desafíos.

"Haremos un uso extenso de las herramientas de política fiscal y monetaria, prestaremos atención a las tendencias de los precios y manejaremos bien las expectativas inflacionarias para evitar y atender en efecto varios potenciales riesgos sistémicos", dijo Zhou al Fondo Monetario Internacional el sábado en Washington, según el comunicado.

China ha aumentado dos veces este año los requerimientos de tasas de reservas y redujo el crecimiento de los préstamos respecto al año anterior Pero ha mantenido las tasas de interés sin cambios y la tasa de intercambio del yuan es estrictamente controlada.

Muchos economistas, incluidos algunos asesores de bancos centrales, han advertido que el Banco Popular de China debería estar preparado para subir las tasas de interés si las tasas de depósitos bancarios, ajustadas según la inflación, permanecen por mucho tiempo en territorio negativo.

Los precios al consumidor en China subieron un 2,4 por ciento en el año hasta marzo, superando la tasa de 2,24 por ciento de los certificados de depósito a un año.

Zhou sostuvo en sus comentarios al FMI que cuando se considere una salida de la política monetaria, el banco central no sólo debería evaluar las presiones inflacionarias, sino también los efectos y potenciales riesgos sistémicos que resulten de una excesiva liquidez.

El reporte no hizo comentarios sobre el yuan.

Refiriéndose a la economía mundial, Zhou dijo que los mayores riesgos provienen del mundo desarrollado.

"La condición fiscal insostenible de las economías desarrolladas es el mayor riesgo que amenaza la estabilidad financiera mundial", dijo Zhou, de acuerdo al comunicado.

Zhou también pidió un cambio en la estructura del FMI, afirmando que la subrepresentación de los mercados emergentes y de las economías en desarrollo en la organización socavan severamente la efectividad del fondo.