Beijing, Xinhua. El banco central de China hizo hincapié este martes en que el país no está escaso de liquidez y en que la actual restricción de efectivo en el mercado interbancario se aliviará gradualmente.

En un segundo comunicado dado a conocer en los últimos dos días, el Banco Popular de China (BPCh) dijo que ha estimulado el apoyo a la liquidez de algunas instituciones financieras cautas después de que las tasas interbancarias a corto plazo del país hubieran ascendido súbitamente a niveles inusualmente altos durante las últimas dos semanas.

El tipo de interés día a día del índice de interés interbancario de oferta de Shanghai (Shibor, siglas en inglés), un indicador básico de los costes de los préstamos interbancarios, ascendió dramáticamente el jueves pasado hasta la cifra récord del 13,44%.

El banco central atribuyó el fenómeno a una confluencia de factores, incluyendo el rápido crecimiento del crédito, la acumulación concentrada de impuestos por ingresos comerciales, los cambios en el mercado de divisas, así como la decisión de los bancos de separar un parte de capital para satisfacer los requisitos de reserva.

Con la desaparicíón de los factores estacionales y el pánico del mercado, la actual restricción de efectivo se aliviará gradualmente, pronosticó la entidad bancaria central del país.

El BPCh agregó que continuará llevando a cabo una política monetaria prudente al tiempo que utiliza activamente una combinación de métodos innovadores, tales como las operaciones en el mercado abierto, las operaciones de liquidez a corto plazo, o las facilidades de préstamos permanentes, con el objetivo de ajustar la liquidez para evitar las fluctuaciones anormales en el mercado.

Los últimos comentarios se han producido tras el comunicado de ayer lunes, en el cual el banco central exigía aquellos prestamistas del país que se habían excedido a la hora de conceder créditos que gestionaran los riesgos de liquidez, sin indicar intención alguna por su parte de ayudar a aliviar la actual presión.

El principal índice de valores de China descendió un 5,3%, registrando la mayor pérdida diaria en cerca de cuatro años por las preocupaciones referentes a la liquidez.