El Banco de la República mantiene en 3,25% la tasa de interés, el anuncio fue hecho por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría y el gerente del Emisor, José Darío Uribe.

Uno de los motivos por los que se mantiene la tasa de interés es que las exportaciones de las materias primas han mostrado un mejor comportamiento.

El equipo técnico del Banco redujo su pronóstico de crecimiento más probable para 2013 desde 4,3% a 4%, con un rango entre 3% y 4,5%.

Otras de las razones por las que la junta tomó esta decisión es que "el crecimiento económico mundial continúa siendo modesto y con diferencias importantes entre países. El fortalecimiento del dólar y el incremento en las tasas de interés externas de largo plazo observadas en mayo y junio, se revirtieron parcialmente en julio".

Asimismo, en el segundo trimestre de 2013, el incremento en la confianza del consumidor y el mayor ritmo de aumento del comercio al por menor indican alguna aceleración del consumo privado.

En junio la inflación anual (2,16%) y el promedio de las inflaciones básicas (2.5%) fueron levemente superiores a las del mes anterior. El promedio de las expectativas de inflación de los analistas y las calculadas a partir de las tasas de los títulos de deuda pública es similar a la meta de inflación de 3%.

Por tanto, los indicadores de actividad económica y sus proyecciones muestran un nivel de producto inferior al que se puede generar con la capacidad instalada. Es de esperar que las acciones de política monetaria y fiscal realizadas hasta el momento contribuyan a que en el transcurso del año el producto crezca a un ritmo mayor. La inflación es baja y sus expectativas se encuentran ancladas en la meta de largo plazo (3%).