La Junta Directiva del Banco de la República decidió mantener la tasa de interés de referencia en 3,25% debido a que el crecimiento económico de las economías avanzadas en el segundo trimestre del año fue un poco mejor que el esperado.

Asimismo, “en el país, la nueva información de comercio exterior y de demanda interna sugieren un crecimiento del PIB en el segundo trimestre de 2013 mayor que en el primero. El consumo de los hogares y la inversión en obras civiles y edificaciones probablemente crecieron a una tasa algo mayor. Por el lado de la oferta, la aceleración del crecimiento se daría en la minería, la agricultura y el comercio, mientras que la industria se contraería nuevamente aunque de forma menos acentuada”.

El equipo técnico mantuvo su pronóstico de crecimiento en el segundo trimestre en un rango de 2,5% a 4,0%, con 3,4% como cifra más probable. Para todo 2013 el intervalo se mantiene entre 3,0% y 4,5%, con 4,0% como dato más factible.

“Es de esperar que el crecimiento económico colombiano aumente a lo largo del año en la medida en que el gasto agregado reaccione a las medidas previas de política monetaria y a los programas que viene ejecutando el gobierno nacional. No obstante, los riesgos a la baja de estas proyecciones se han incrementado recientemente”

A través del comunicado, indicó el Emisor que las tasas de crecimiento del crédito bancario se han estabilizado en niveles superiores al crecimiento del PIB nominal. Igualmente, en julio la inflación anual (2,2%) resultó algo menor a lo estimado por el equipo técnico y el promedio de inflaciones básicas se mantuvo relativamente estable en 2,5%. El promedio de las expectativas de inflación de los analistas y las calculadas a partir de las tasas de los títulos de deuda pública es similar a la meta de inflación de 3%.