Lima, Andina. El Banco Central de Reserva afirmó que la demanda interna mantiene su dinamismo, según los indicadores más recientes de julio último, que muestran un crecimiento de la producción de electricidad de 7% y del consumo interno de cemento de 11%.

Asimismo, las ventas de tiendas por departamento aumentaron 11% y las ventas de supermercados 10%, entre otros, informó el presidente del BCR, Julio Velarde.

"Esto hace prever que se mantiene el dinamismo económico y que podría retomar tasas altas de crecimiento con la recuperación de la economía mundial y la entrada en explotación de megaproyectos de inversión minera que permitirán duplicar la producción de cobre hacia el 2016", sostuvo.

Durante su exposición "Situación actual y perspectivas macroeconómicas" - Agosto 2013, refirió que la demanda interna creció 7,1% en el primer semestre, tasa incluso superior a la del primer semestre de 2012.

Indicó que la economía peruana ha registrado una ligera desaceleración en los últimos meses en un entorno de alta volatilidad internacional y agregó que el menor volumen de exportaciones netas es el factor principal de esta desaceleración y obedece a una contracción de la oferta en el sector minero, entre otros.

Sin embargo, destacó que sólo entre enero y mayo la inversión minera fue de US$3.795 millones, 29% mayor que la del mismo periodo de 2012.

Velarde afirmó que Perú continúa siendo uno de los países con mayor crecimiento de la región y menor inflación.

"El fisco tiene una posición sólida y la mejora reciente en la calificación de riesgo refleja las altas expectativas de crecimiento, altas reservas internacionales y la solvencia fiscal de nuestra economía", sentenció.

Por otro lado, señaló que la decisión del BCR de seguir otorgando liquidez en soles vía reducción de los encajes bancarios es consistente con el objetivo de aprovechar esta oportunidad para lograr una rápida desdolarización del crédito.

Explicó que, a partir de este evento de volatilidad financiera, se ha observado un aumento considerable de la demanda de crédito en soles.

Así en julio, la mayor parte del crédito a empresas se otorgó en soles, observándose un crecimiento de 2,1% respecto a junio, en tanto que en dólares aumentó sólo 0,8%.

Este efecto fue mayor en crédito corporativo y gran empresa, que es el más dolarizado, y en el que el crédito en soles aumentó 5,5% en el mismo periodo, en tanto que el crédito en dólares lo hizo en sólo 1,4%.