Paris. BNP Paribas reveló este jueves que tiene una exposición a la deuda soberana griega de 5.000 millones de euros (casi US$6.500 millones), el mayor volumen hasta ahora entre los bancos franceses, mientras los temores sobre un contagio de la crisis griega mantiene a las instituciones bancarias bajo presión.

Los bancos franceses tienen en sus balances más de 107.000 millones de euros en bonos griegos, los alemanes más de 64.000 millones de euros y los españoles 1.820 millones de euros, de acuerdo a un informe del  Bank of International Settlement (BIS). Una caída en dominó afectaría los créditos y luego a los consumidores.

Hablando por radio BFM, el presidente ejecutivo de BNP, Baudouin Prot, trató de calmar los temores de que la crisis económica griega podría propagarse a Italia y Portugal.

"Todos los escenarios para el contagio de la crisis griega a España y Portugal son infundados", dijo el ejecutivo. Pero agregó que el BNP había decidido no revelar su exposición a otros países de la zona euro más allá de Grecia.

El banco estableció su exposición a la deuda soberana griega en 5.00 millones de euros, un día después de que su rival menor Societe Generale dijo que su exposición era de 3.000 millones de euros.

BNP reportó que su ganancia neta en el primer trimestre fue de 2.300 millones de euros, un alza del 47% con respecto al año pasado y por encima de los 1.600 millones promedio pronosticados en una encuesta de Reuters entre 11 analistas.

"El primer trimestre del 2010 ha visto señales del comienzo de la recuperación económica", dijo el grupo financiero.

Los buenos resultados de BNP fueron en parte debido a menores provisiones por préstamos al mejorar las condiciones de los mercados financieros, ayudando a que las unidades de banca corporativa y de inversión de BNP obtuvieran más utilidades.

La adquisición de los activos del banco Fortis en Benelux por parte de BNP, una operación que se cerró en mayo del 2009, también ayudó. BNP dijo que logró un ahorro de costos relacionados por 254 millones de euros.