El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, elogió la economía chilena y sus mecanismos para controlar los altibajos del precio del cobre, un sistema que el organismo quiere exportar a otros países ricos en recursos naturales.

Kim, que se encuentra en Chile de visita oficial, se reunió con el presidente Sebastián Piñera y con el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

En una rueda de prensa conjunta, el funcionario sostuvo que Chile es un "modelo" para otros países que producen y exportan materias primas.

"Chile tiene mecanismos de estabilidad para que los altibajos en el precio del cobre no se sientan de forma negativa en la economía", dijo el surcoreano.

La minería, especialmente la del cobre, es uno de los principales pilares de la economía chilena.

Debido a la volatilidad de los precios, los últimos gobiernos chilenos han diseñado planes para que esta situación no afecte las finanzas estatales.

Uno de estos mecanismos es el Fondo de Estabilización del Cobre (FEC), que son los recursos que se ahorran o se utilizan cuando el precio del metal es mayor o menor que el precio de largo plazo establecido en el presupuesto, lo que permite a Chile un equilibrio en sus cuentas públicas.

El presidente del BM aseguró que Chile ha aplicado este tipo de programas "extremadamente bien" y expresó su interés en llevar la experiencia chilena a otros países productores de recursos naturales cuyas finanzas sufren los efectos de la volatilidad de precios.

Kim anunció que el BM incluye desde el 1 de julio a Chile en el grupo de países de ingresos altos, una clasificación que el organismo realiza a partir del cálculo del ingreso nacional bruto (INB) per cápita.

Este reconocimiento, dijo, se debe a las políticas impulsadas por el presidente Piñera, al que felicitó por un logro que Chile comparte en América Latina con Uruguay, que también ingresó en la categoría más alta el lunes pasado.

Piñera agradeció el reconocimiento del BM y subrayó que el Gobierno "no bajará los brazos" porque "aún quedan muchas tareas por cumplir" para erradicar la pobreza y alcanzar el desarrollo.

"Agradezco la colaboración y ayuda que el Banco Mundial le ha prestado a Chile y, por supuesto, apreciamos este reconocimiento que pone a Chile a la vanguardia de América Latina", dijo el mandatario.

El presidente del BM consideró que la nueva clasificación de Chile es un "gran logro" y ratificó que el organismo seguirá colaborando con el Ejecutivo en áreas como el mejoramiento de la educación superior.

Kim y Piñera conversaron también sobre la solidez de las economías de América Latina en contraste con la difícil situación financiera que atraviesan actualmente algunos bloques, como la Unión Europea (UE).

"Uno de los aspectos más notables de los últimos cinco años ha sido la velocidad con la que Latinoamérica ha respondido a la crisis financiera global", apuntó el funcionario, quien ratificó las previsiones del BM que anticipan un crecimiento del 3,3% en la región para este año.

Kim señaló que el probable aumento de las tasas de interés que aplicará la Reserva Federal estadounidense (Fed) pondrá "algunos baches en el camino".

Pese a esto aseguró que el BM y el resto de instituciones financieras internacionales harán todo lo posible para que América Latina "acceda a los capitales que necesita para seguir creciendo".

"Habrá altibajos en muchas partes de la región, pero las previsiones para Chile y el resto de América Latina son muy buenas", concluyó.

Kim llegó este jueves a Chile procedente de Perú, donde realizó una visita de tres días durante la cual se reunió con el presidente Ollanta Humala y visitó junto a la primera dama, Nadine Heredia, proyectos rurales en Cuzco.

El sábado viajará a Bolivia, última parada de su gira latinoamericana, para reunirse con el mandatario Evo Morales y suscribir un acuerdo de cooperación para apoyar la producción sostenible de quinua y otros productos agrícolas.