El 63% de los uruguayos se inscribe en parámetros propios de una clase media, el mayor segmento de este sector en cualquier país de América Latina, destacó un informe del Banco Mundial (BM) difundido por la prensa local.

El dato figura en el informe "La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina", que será detallado este viernes en la capital uruguaya.

"Uruguay es uno de los países con menor desigualdad en la región, uno de los que tienen menor nivel de pobreza, y es sin dudas el de mayor proporción de personas de clase media", apuntó la economista argentina, María Ana Lugo, co-autora del estudio.

"Sin dejar de lado la lucha contra la pobreza, el mensaje que queremos transmitir es el de que los problemas no se resuelven cuando las personas salen de la pobreza", añadio Lugo.

En una entrevista con el periódico La Diaria, Lugo dijo que se requiere "que frente a un posible shock", la clase media "no vuelva a caer en la pobreza".

En la investigación se aborda el concepto de "seguridad económica" que implica que "una persona de clase media es aquella que ante un shock en la economía puede mantener su calidad de vida sin cambiar sus gastos diarios".

Lugo señaló que según datos oficiales de 2011, el 63% de los uruguayos es de clase media lo que significa "un crecimiento muy importante desde la crisis de 2001-2002".

La pobreza en Uruguay bajó en 2012 hasta 12,4% completando ocho años de descenso permanente tras situarse en 2004 en casi 40%, de acuerdo con cifras oficiales.