Londres.- Una serie de sólidos datos de empleo en Estados Unidos, una acción decisiva del banco central chino y mensajes moderados del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, impulsaban a las acciones mundiales el lunes tras tocar mínimos recientes.

* La reanudación de las conversaciones entre Estados Unidos y China sobre aranceles también ayudó a reactivar cierto optimismo en un mercado golpeado en las últimas semanas por tensiones comerciales y un debilitamiento del panorama para el crecimiento global.

* Las acciones europeas mantenían las fuertes alzas del viernes tras una apertura positiva de las bolsas asiáticas, lo que llevó al índice de acciones mundiales MSCI, que sigue a los títulos de 47 países, a sus niveles más altos en dos semanas y media. Ahora cotiza un 6% por sobre su mínimo de diciembre.

* El viernes, el dato de nóminas no agrícolas de Estados Unidos mostró que la economía más grande del mundo sumó 312.000 nuevos puestos de trabajo en diciembre, mientras que los salarios aumentaron a un ritmo de 3,2 por ciento, ambos por sobre las expectativas.

* Eso, junto a un recorte de 100 puntos básicos en el encaje bancario chino y a comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell, de que el banco central estadounidense será flexible en su actuar en 2019, han sido los principales motores para la recuperación.

* Tras un avance de más de 2% en Shanghái y Hong Kong el viernes antes del dato de empleo de Estados Unidos y los comentarios de Powell, ambos mercados sumaron casi un 1 por ciento el lunes. El promedio de acciones japonesas Nikkei, en tanto, revirtió la caída del viernes y cerró con un avance de 2,4%.

* Las acciones europeas operaban más o menos estables, aunque los títulos mineros subieron un 1,1% después de que la reducción del encaje bancario en China impulsó a los precios de los metales, especialmente del acero y del mineral de hierro.

* El dólar se depreciaba en forma generalizada, con el euro subiendo a US$1,1442 y el índice dólar perdiendo un 0,3%, a 95,90.

* El billete verde no pudo mantener un avance inicial frente al yen y cayó nuevamente a 108,21 yenes.