El reporte fue emitido luego que se conocieran los datos del Producto Bruto del último trimestre del 2009. Las cuentas fiscales de febrero, se mantuvieron según las proyecciones esperadas por la entidad, al igual que el deterioro en las cuentas fiscales.

El superávit primario de $1.200 millones de pesos, se logró gracias a las transferencias efectuadas por el Banco Central, en concepto de adelantos. De lo contrario, el Poder Ejecutivo tendría que haber indicado un déficit fiscal por $200 millones.

Pese a esto los gastos siguen aumentando en mayor proporción que los ingresos. Mientras que los primeros subieron 32,3%, los segundos lo hicieron en 28,2%, según publica El Clarín

Barclays espera un déficit de 0,9% en relación al PBI, para todo el 2010. Sin embargo, aclara el informe, ya que las ganancias del Central y los ingresos por aportes jubilatorios se consideran ingreso corriente, el Gobierno sería capaz de anunciar un superávit de 1,1% del PBI este año.