La economía panameña mantendrá un crecimiento del 7,5% y 7% en 2013 y 2014, respectivamente, principalmente gracias a la inversión pública, pero está entrando en un proceso de desaceleración gradual, según un análisis del grupo español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA).

La directora de BBVA Research para Panamá y Colombia, Juana Téllez, señaló en una conferencia que Panamá sigue siendo uno de los grandes líderes del crecimiento económico en la región, por lo que tiene retos que tendrá que afrontar en el futuro, como la desaceleración que experimenta.

"Los indicadores en lo que va de año, sin tener cifras oficiales, muestran que la economía panameña se va a mantener, y no vemos desaceleraciones adicionales", señaló Téllez en el marco de su conferencia "Panamá: un líder en el crecimiento regional", con la que se inició el II Diplomado Internacional BBVA en Periodismo Económico, que se dicta en la Universidad de Panamá.

Según estos indicadores, la tasa de inversión de Panamá aumentará de 29.5 % del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012 a un 32.2 % en 2014, "muy cerca de las tasas máximas observadas en los países del sudeste asiático", mientras la tasa promedio en Latinoamérica es inferior al 25% del PIB.

Téllez precisó que Panamá mejoró sustancialmente en la gestión de sus recursos, tanto en el sector público como en el privado, pero tiene el reto de cómo reemplazar ese proceso de inversión más allá de 2015.

Sostuvo que se están haciendo "muchísimas cosas" y otras que se están planificando, pero tendrán que materializarse para que reemplacen el conjunto de inversiones que se realizan actualmente, como la ampliación del Canal de Panamá, la construcción de la Línea 1 del Metro y la red vial en la capital.

Explicó que la desaceleración que experimenta Panamá es "gradual" y "saludable", ya que permite que la economía se ajuste y no hayan excesos, porque siempre será mucho más recomendable tener un equilibrio que llegar a un crecimiento impresionante y luego a una desaceleración muy fuerte.

Según las estimaciones de BBVA Research, Panamá mantendrá sus tasas de desempleo en 4 % para 2013 y 2014, las mismas que en 2012, un indicador óptimo que, sin embargo, no mide la calidad del empleo que se ofrece ni mucho menos el salario, por lo que es otro reto al que deben hacerle frente los panameños.

En opinión de la economista, Panamá ha cambiado mucho en los últimos 20 años, especialmente en sectores como el financiero y de la construcción, por lo que necesita capital humano panameño con mucha mejor formación académica y profesional.

Para Téllez, una de las fuentes potenciales que Panamá puede aprovechar para asegurar su crecimiento en el futuro es su relación comercial con los Estados Unidos, tras la puesta en vigencia del Tratado de Libre Comercio, ya que es una economía que se recupera paulatinamente y pronto va a importar muchos productos.

Citó como ejemplo, con estadísticas del BBVA, que en los dos primeros años de vigencia del TLC de Perú con Estados Unidos, el país andino creó 1.312 nuevas empresas exportadoras, de las cuales el 96 % son pequeñas y medianas, mientras que Chile incrementó su indicador de competitividad de 5,5% a 7% del PIB, cuatro años después de la firma del acuerdo comercial.

En lo referente a la tasa de inflación, los indicadores señalan que estará en el 4% anual en 2013 y 2014.