Lima, Andina. BBVA Research estimó este lunes que inflación volverá gradualmente hacia el rango meta establecido por el Banco Central de Reserva (BCR) durante el primer semestre del año, luego de que los factores de oferta que han afectado el abastecimiento de algunos productos se normalice y se revierta el efecto que han tenido sobre los precios.

Sin embargo, señaló que un factor de riesgo para este escenario es el eventual aumento de las tensiones geopolíticas en el Medio Oriente, lo que podría afectar el precio del petróleo y, con ello, tener un impacto sobre la inflación local.

Explicó este lunes que la inflación de agosto (0,54%) estuvo explicado por el incremento de precios del rubro alimentos y bebidas (0,9%) y la menor disponibilidad de productos marinos (por menores desembarques), así como de carnes y tubérculos.

Agregó que adicionalmente, se registró una actualización de las tarifas eléctricas (2,6%) y de las gasolinas (4,4%), en línea con el aumento de la cotización internacional del petróleo y del tipo de cambio.

Asimismo, señaló que en el ámbito local, los choques de oferta que afectaron los precios de los alimentos en los últimos dos meses han acelerado la inflación por encima de lo que anticipaba el BBVA Research, lo que la obligó a revisar su proyección sobre dicho índice de 2,8% a 3,2% al cierre del año.

"Hacia adelante, esperamos que los factores de oferta que han venido afectando el abastecimiento de algunos alimentos se normalicen y, con ello, se revierta el efecto que han tenido sobre sus precios. Esto se sumará a las buenas perspectivas de la cosecha mundial de los principales insumos alimentarios (trigo, soya y maíz principalmente), lo que mantendrá sus cotizaciones estables", señala el informe.

Por otro lado, la moderación del gasto privado mantendrá contenidas las presiones de demanda sobre los precios.