Francfort. Portugal debe trabajar rápidamente para reducir su déficit público, dijo el viernes el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, en una carta al Parlamento Europeo.

"En cuanto a Portugal, el reto para este país está relacionado con la urgente necesidad de implementar una consolidación fiscal efectiva y convincente; mejorar la competitividad e impulsar el aumento de la productividad", expresó Trichet en la misiva.

La semana pasada, Portugal anunció unas medidas de austeridad adicionales, que incluyen subidas de impuestos y recortes del gasto, para profundizar y acelerar la consolidación fiscal.

Ahora Portugal pretende recortar el déficit fiscal a 7,3% del Producto Interno Bruto (PIB) desde 9,4% del año pasado y dejarlo en 2,8%  en 2013.

Trichet agregó que otros países deberían trabajar para reducir sus desequilibrios y mejorar su posición competitiva.

"Los actuales acontecimientos demuestran la necesidad de que los países reviertan sus desequilibrios del pasado y la pérdida de competitividad para conseguir una sostenibilidad fiscal de manera urgente", acotó.