El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha aprobado un crédito de US$8 millones para que Colombia pueda crear un innovador sistema de control de las inversiones públicas, que han tenido un dinámico crecimiento y una profunda transformación debido a la descentralización del país.

El aporte de Colombia será de US$25 millones, que sumado al crédito del BID significará un financiamiento total de US$33 millones para la iniciativa.

El volumen y la naturaleza del gasto público han cambiado en años recientes. Entre 1990 y 2002, el monto de recursos transferidos a entidades subnacionales (como departamentos y municipios) ha aumentado en un factor de 22%, y dichas entidades ahora ejecutan un tercio del gasto público total. A esto se suma la mayor exigencia de parte de los ciudadanos de que el gobierno otorgue mejores servicios y un mayor acceso a información.

El proyecto busca mejorar las herramientas de control y seguimiento de gestión de la inversión pública por medio de una plataforma tecnológica integrada. La plataforma proveerá a funcionarios públicos y a la ciudadanía información oportuna sobre los recursos y proyectos incluidos en las principales fuentes de financiamiento de las inversiones del sector público del país, que son el Presupuesto General de la Nación (PGN), el Sistema General de Participaciones (SGP) y en el Sistema General de Regalías (SGR).

“Incrementar los recursos destinados a la inversión pública sin un adecuado marco institucional, aumenta el riesgo de que esa inversión sea menos productiva”, dijo Diego Arisi, el jefe del equipo del proyecto en el BID.

El proyecto, que será ejecutado por Departamento Nacional de Planeación (DNP), agregará criterios de eficiencia, monitoreo y seguimiento de la inversión pública. La plataforma tecnológica tendrá un componente de visualización y georeferenciación de datos, para crear un mapa de inversiones. En cinco años se apunta a que todos los proyectosde inversión aprobados y financiados cuenten con información en línea y con herramientas de seguimiento que faciliten la toma de decisiones y permitan la identificación de alertas tempranas.

La amortización del crédito del BID es por pago único en 15 años, con una tasa basada en LIBOR.