El Banco Mundial (BM) informó que durante 2010 entregará US$20.700 millones a los países en desarrollo, a fin de paliar el colapso de las inversiones del sector privado en infraestructura a nivel global.

Los recursos tendrán como finalidad ayudar a crear empleos y sentar las bases para el futuro crecimiento económico y la reducción de la pobreza, informó el organismo en su "Reseña del año 2009"

El BM espera movilizar más de US$55.000 millones en los próximos tres años en proyectos de infraestructura en países en desarrollo, consignó El Financiero.