Bolivia recibirá un préstamo programático de US$106 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que apoyará acciones de política que mejorarán y consolidarán mecanismos para la gestión eficaz, eficiente y transparente del gasto público. Se trata del último de una serie de tres préstamos programáticos de apoyo en el área fiscal.

Esta operación tiene como objetivos específicos mejorar la calidad del proceso presupuestario; mejorar la administración del gasto público; mejorar la ejecución y eficiencia del gasto público; y lograr mayor transparencia y rendición de cuentas.

Entre las acciones a ejecutar en el marco del programa se encuentran la formulación de presupuestos plurianuales por las empresas públicas y entidades de la administración central; el avance de la gestión pública basada en resultados en entidades de la administración central mediante convenios de desempeño; y la expansión de la cobertura de los sistemas de información fiscal en el nivel subnacional.

Otras acciones previstas son avanzar en la política de control de pagos indebidos en el sistema previsional mediante cruces de bases de datos; ampliación de la cobertura de entidades de la Administración Central y de los Gobiernos Subnacionales que realizan procesos de rendición pública de cuenta; apoyo a la implementación de la política de transparencia en las adquisiciones estatales; y, sanción de una ley que regule el control social acorde a la Constitución Política del Estado.

Las dos primeras dos operaciones fueron aprobadas por el BID en 2005 y 2010 por US$15 y US$30 millones respectivamente, y su ejecución ha resultado en avances importantes hacia una gestión del gasto público más efectiva y eficiente.

Entre esos avances se destacan el desarrollo del marco macro fiscal de mediano plazo; la instauración de mecanismos de gestión pública basada en resultados; el desarrollo e implementación en la administración central de sistemas de gestión de información fiscal; y el inicio de la implementación del proceso de rendición pública de cuentas.

El financiamiento del BID consiste en US$84,8 millones provenientes del capital ordinario con un plazo de amortización de 30 años, un período de gracias de 6 años y una tasa de interés FU-Fija, más US$21,2 millones del Fondo para Operaciones Especiales a un plazo y período de gracia de 40 años y a una tasa de interés del 0,25%.