Brasilia/Sao Paulo.- Las acciones brasileñas cayeron el lunes un 12%, en su peor jornada desde 1998, y el banco central intervino dos veces para frenar la caída del real, que tocó un mínimo histórico en medio de una ola de ventas en los mercados internacionales.

* El índice de referencia de Bovespa cayó un 12%, su mayor pérdida porcentual diaria desde octubre de 1998, presionado por una baja de las acciones de la petrolera Petrobras de un 31%.

* En el mercado de divisas, el banco central realizó una subasta de US$3.000 millones en el mercado al contado en la mañana y una venta de US$465 millones por la tarde, luego de que el real tocó un mínimo histórico de 4,80 unidades por dólar.

La fuerte caída, liderada por empresas de energía, mineras y bancos, colocó al Bovespa en territorio de corrección bajista, es decir, un 20% bajo su pico más reciente.

* Las primeras intervenciones en el mercado spot del banco central desde noviembre del año pasado detuvieron la caída del real, pero la moneda cerró con una baja de casi 2% la sesión y cerca de un 15% en lo que va del año.

* La corriente vendedora siguió al anuncio de que Arabia Saudita decidió aumentar la producción de petróleo luego de que no hubo un acuerdo para un recorte de suministro de la OPEP con Rusia, lo que provocó réplicas en los mercados financieros mundiales que ya estaban tensos por el impacto del brote de coronavirus.

* La negociación de las acciones se detuvo minutos después de la apertura porque una baja de un 10% provocó que se activara un "interruptor automático".

* La fuerte caída, liderada por empresas de energía, mineras y bancos, colocó al Bovespa en territorio de corrección bajista, es decir, un 20% bajo su pico más reciente.