Sala de Inversión.com. La semana que recién finalizó, fue una de las más negativas para la bolsa de México. El índice IPC, registró una caída de 2,38%, lo que llevó a una pérdida acumulada en el año de 10,14%.

Lo anterior, al igual que en muchas otras economías, se dió por los dichos de la FED respecto de los retiros de estímulos monetarios, afirmó Gerardo Copca de MetAnálisis.

Prueba de ello es que la mayoría de los mercados del mundo, y en particular los estadounidenses se mantienen en la parte alta, aunque eventualmente presentan algunos ajustes como los del viernes pasado, lo cual demuestra que Ben Bernanke está manejando bien para los Estados Unidos el posible retiro de estímulos monetarios.

Con preocupación se observa como algunas instituciones financieras y equipos de análisis económico están reduciendo sus expectativas sobre el crecimiento económico de México para todo este año. En otras regiones, los mercados se defienden, por ejemplo en China, el banco central de ese país se espera que haya bajado su tasa de interés de referencia el fin de semana, mientras que Japón sigue tomando nuevas medidas para incentivar el crecimiento, inclusive a costa de la reducción de impuestos a empresas.

Esta semana contará con relevante información económica, pero sobre todo por la reunión de la Fed que se llevará a cabo el miércoles 19 de junio, porque lo más probable es que den a conocer medidas más concretas que tomarán para empezar a reducir el QE3, y se piensa que sería lo más adecuado para evitar la especulación de todos los participantes del mercado.

Este lunes, el mercado accionario mexicano enfrenta un relevante desafío, el de rebotar en el soporte de 39.260 puntos, porque de lo contrario, la caída podría prolongarse al entrar el miedo en los inversionistas, donde el análisis técnico y el fundamental quedan fuera.