Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró plano este miércoles, con ganancias en los fabricantes de maquinaria que ayudaron a contrarrestar una caída de Toyota Motor Corp tras un incidente que involucró a un Prius en Estados Unidos.

Datos revelados antes del inicio de la sesión mostraron que los pedidos de maquinaria en Japón cayeron 3,7% en enero con respecto al mes previo, menos que lo estimado en promedio por el mercado, que calculaba una caída de 4,1%.

El referencial Nikkei cerró virtualmente plano, con un descenso de 3,73 puntos y terminando la sesión en 10.563,92. El más amplio Topix perdió 0,2%.

Las acciones de Toyota cayeron 1,43% tras noticias de que la automotriz y reguladores estadounidenses enviaron investigadores a San Diego el martes para inspeccionar a un auto Prius híbrido que se descontroló a alta velocidad en una autopista de California el día anterior.