Tokio. Las bolsas asiáticas registraron fuertes caídas este miércoles, luego de que recortes en las calificaciones de crédito de Grecia y Portugal, por el temor a que los problemas de la eurozona estarían extendiéndose.

Al dar a conocer sus rebajas, Standard & Poor's dijo que estaba preocupado por la capacidad de Grecia para implementar las reformas necesarias para enfrentar su fuerte deuda y por la capacidad de Portugal para lidiar con su deuda debido a su débil perspectiva económica.

Operadores en varios países dijeron que los mercados bursátiles de cualquier manera estaban preparados para una corrección, luego de fuertes ganancias durante las últimas semanas.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas, por ejemplo, había trepado 14% hasta el martes desde un mínimo que tocó en febrero.

Los papeles financieros y de materias primas sufrieron en toda la región, empujando el índice MSCI a la baja 1,74%.

Las acciones australianas en un momento retrocedieron 1,8% a un mínimo en seis semanas, con los bancos y las mineras teniendo el peor desempeño. Finalmente, el referencial local cerró con un descenso de 1,2%.

Desplome japonés. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó este miércoles 2,6%, arrastrado por exportadores como Kyocera.

Los inversores castigaron las acciones de compañías que reportaron resultados decepcionantes.

Las acciones de East Japan Railway retrocedieron luego de que la compañía anunció una caída en su beneficio operativo anual y su pronóstico de ganancias no cubrió las expectativas.

El Nikkei terminó el día por debajo de su promedio de movimiento en 25 días, actualmente alrededor de 11.000 puntos, y marcó su peor caída porcentual diaria en casi tres meses, pero los inversores creen que el referencial encontrará soporte en el corto plazo a 10.800.