Hong Kong. Las bolsas en Asia retrocedían este viernes, debilitadas por los papeles de las tecnológicas y de materias primas y nuevas preocupaciones sobre la deuda de Grecia, que arrastraron al euro a un mínimo de seis meses contra el dólar.

Los futuros de las acciones estadounidenses apuntaban a una apertura débil, luego de que índices clave de Wall Street cayeron hasta 1,9% debido a que pobres ganancias y pronósticos de Motorola y Qualcomm mellaron el optimismo en el sector tecnológico.

Un importante retiro de millones de vehículos por parte de Toyota Motor Corp, la mayor automotriz del mundo, se sumó a la preocupación sobre las ganancias corporativas, mientras que la caída en los precios de las materias primas golpeó a mineras como BHP Billiton Ltd.

Samsung Electronics, el mayor fabricante mundial de chips de memoria y de televisores LCD, no logró superar el pesimismo pese a sus ganancias que superaron los pronósticos, en momentos en que las acciones en Asia se encaminan a su peor declive mensual desde enero de 2009.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía 2% a un mínimo de dos meses, con el índice de materiales 3,4% a la baja y el referencial tecnológico cediendo 1,8%.

La inquietud sobre las finanzas públicas en Grecia y Portugal llevaron al euro a mínimos de seis meses contra el dólar y de nueves meses contra el yen, una tendencia que ha ganando impulso a medida que los inversores recortan apuestas arriesgadas que habían sido financiadas con préstamos en yenes y dólares.

Los inversores se han visto agitados esta semana por el temor de que la recuperación económica global podría estar perdiendo impulso, los pasos de China para enfriar el avance de su economía y la discusión política y regulatoria en Washington.

"Hay un ajuste general en el apetito de riesgo y la sensibilidad al riesgo", dijo Peter Redward, jefe de Emerging Asia Research, Barclays Capital.

La reciente fortaleza del yen también golpeó a las acciones japonesas, que recibieron un revés adicional luego de que Toyota anunció que extendería a Europa y China un retiro de millones de vehículos debido a una falla en sus aceleradores.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio bajó 2% a un cierre mínimo de seis semanas, golpeado por reportes negativos de ganancias de Advantest Corp y de que Nippon Steel Corp advirtió de una primera pérdida anual neta en siete años.

Los papeles de Advantest retrocedieron más de 10%. Toyota cayó 2 %, lo que lleva sus pérdidas en la semana a cerca de 14%.

Pero analistas dijeron que las ventas en el mercado general parecían estar impulsadas principalmente por los inversores a corto plazo, y que los fondos con un horizonte a más largo plazo seguían optimistas sobre los fundamentos en la región.