Singapur. El euro recuperaba algo de terreno este  jueves tras tocar un mínimo de un año el día previo, luego de que funcionarios europeos dieron garantías de que tienen la determinación de ayudar a Grecia a encontrar una salida a su crisis de deuda.

Luego de que la Reserva Federal decidió mantener sus tasas de interés cerca de récords mínimos, las bolsas de Asia tomaron algo de apoyo de esa decisión, aunque la mayoría de los mercados perdieron fuerza mientras los miembros de la UE peleaban sobre los detalles de un salvataje a Grecia.

Analistas dijeron que los problemas en Europa, incluido un recorte de Standard & Poors a la nota de España, resaltaban la fortaleza de las economías asiáticas que se han recuperado mucho más rápido de la crisis financiera global que las occidentales.

"El ánimo que rodea al euro continúa pesimista", dijo Satoshi Okagawa, jefe de operaciones de cambio y divisas de Sumitomo Mitsui Bank en Singapur.

El euro avanzó a 1,3237 dólares, un alza cercana al 0,1% desde las últimas operaciones en Nueva York, luego de que funcionarios europeos se apresuraron en ofrecer garantías de que se aproximan los fondos para Grecia. El miércoles llegó a mínimos de un año a 1,3113 dólares.

El miembro del Consejo Gobernador del Banco Central Europeo, Axel Weber, dijo al diario alemán Bild que una cesación de pagos por parte de Atenas tendría consecuencias "incalculables" en los mercados y en otros países.

La moneda única se vio golpeada este miércoles debido a que Alemania nuevamente se opuso a partes del plan de ayuda, pero se recuperó por reportes de que el rescate podría ser mucho mayor que lo anticipado y podría extenderse por varios años.

Aunque los inversores seguían concentrándose en los problemas de Grecia, España y Portugal, los mercados bursátiles recibieron apoyo de los comentarios de la Fed acerca de que la actividad económica estadounidense sigue fortaleciéndose.

Pese a ésto el organismo renovó su compromiso de mantener bajas sus tasas de interés por un período extendido.

Un crecimiento estadounidense más sólido podría contrarrestar cualquier declive en Europa causado por los problemas en las economías más débiles de la eurozona.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas cedía 0,22% a las 0900 GMT, mientras que los mercados japoneses permanecieron cerrados por el comienzo del largo feriado nipón de la Semana Dorada.

Asia es vista como una plaza con una limitada exposición directa a los problemas de deuda de Europea por el momento.

Pero analistas de DBS dijeron que la incertidumbre en la eurozona podría evitar que los inversores amplíen sus posiciones en los activos mercados emergentes de acciones y bonos de Indonesia, Malasia, Tailandia y Filipinas.