Tokio. Las bolsas en Asia reportaron leves avances el martes mientras el euro se afirmaba luego de que Grecia recibió un plazo de 30 días para demostrar que los planes para controlar su déficit están en marcha.

Centros financieros como Hong Kong y Shanghái seguían cerrados por la celebración del Año Nuevo Lunar, y como Wall Street también estuvo inactivo este lunes, las ganancias en Asia eran modestas, mientras los inversores sopesaban los riesgos en la zona euro y el impacto del ajuste de crédito en China.

Las acciones en Australia subieron 0,5% y el índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas ganaba 0,63%, tocando su nivel máximo en casi dos semanas, con las acciones financieras y de productores de metales liderando los avances.

En Japón, el Nikkei subió 0,21% y se mantuvo justo por encima de la marca de los 10.000 puntos por tercera sesión consecutiva, aunque el ánimo era frágil debido a la situación en China y Grecia.

"Revisando los tipos de acciones que la gente está comprando, parece como si los riesgos estuvieran hacia la baja en lugar del alza", dijo Kiyoshi Noda, asesor de fondos en jefe de MU Investments.

Las acciones en Seúl subieron 0,5%, lideradas por POSCO y Daewoo Engineering, que treparon 6% luego de que un diario reportó que un consorcio estadounidense buscaba comprar a la constructora surcoreana por US$3.000 millones.

En Australia, las acciones de Westpac Banking Corp, el tercer banco más grande del país, subieron 6% tras reportar un alza mayor que la esperada en sus beneficios, pero la firma advirtió sobre un alza en los costos de financiamiento y moras de los consumidores.

El euro ganaba 0,3% y se negociaba a US$1,3640, alejándose del mínimo de nueve meses que tocó la semana pasada a US$1,3532, después de que órdenes de compra para recortar pérdidas comenzaron a empujarlo al alza.

Pero la moneda europea no logró un gran avance luego de que estados de la zona euro instaron a Grecia a anunciar más medidas de control del déficit para marzo, de ser necesario, y no arrojaron luz sobre su compromiso para respaldar al país ante su endeudamiento.