Hong Kong. Las bolsas en Asia cayeron este lunes a su nivel más bajo en cinco meses, debido a que los problemas de deuda en la eurozona llevaron a los inversores a alejarse de los activos de riesgo.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró en un mínimo de dos meses debido a que exportadores, como Sony Corp, fueron golpeados por un yen más fuerte, a medida que los inversores buscan refugio seguros para capear la reciente agitación bursátil.

Los mercados están preocupados porque los problemas en Grecia, Portugal y España, entre otros de la zona euro, podrían afectar una recuperación global aún frágil.

En una reunión llevada a cabo el fin de semana, ministros europeos intentaron asegurar a sus socios en el G-7 que la crisis de la deuda en la eurozona está bajo control, y que se asegurarán de que Grecia mantenga su plan de recorte presupuestario.

Pero los analistas dijeron que Europa necesita ir más allá de las palabras para restaurar la confianza entre los inversores de que podrán evitar una cesación de pago en su deuda soberana.

En Asia, las pérdidas en los sectores industrial y de energía arrastraban a los papeles a mínimos de cinco meses por el temor a que los obstáculos que enfrenta la economía global debilitarían la demanda de petróleo y otras materias primas, recortando las ganancias corporativas.

El referencial Nikkei cayó 1,05% y cerró por debajo de la marca de 10.000 puntos, terminando justo encima de su promedio crucial de 200 días, luego de que la agitación por Europa hizo que los inversores redujeran su exposición.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas cayó 0,6% hacia sus niveles mínimos desde principios de septiembre, aunque luego exhibía una recuperación.

El referencial ha bajado más de 10% en lo que va del año y se encuentra justo encima de su promedio de movimiento de 200 días.

El referencial elaborado por Thomson Reuters para la región perdía 0,25%.