Singapur. Las bolsas en Asia tocaban mínimos de tres meses este lunes, con los inversores cautelosos tras los datos que apuntaban a un mayor ajuste en la política monetaria china y mientras la atención se concentra en reportes estadounidenses de esta semana.

Los futuros de las acciones estadounidenses apuntaban a una apertura levemente al alza luego de que Wall Street cerró a la baja el viernes pese a datos que mostraron que la economía estadounidense creció en el cuarto trimestre a su ritmo más acelerado en seis años.

Los mercados se preparan para una gran semana con una serie de reuniones de bancos centrales en distintos países y varios reportes económicos provenientes de Estados Unidos, culminando con los datos de empleo no agrícola que se darán a conocer el viernes.

Muchas de las bolsas en Asia perdían terreno este lunes, sacudidas por las pérdidas en Estados Unidos la semana pasada, mientras que el Nikkei cerró plano.

"Una corrección en Asia es saludable, definitivamente. Los precios han avanzado bastante", dijo Alex Boggis, asesor de fondos de Aberdeen Asset Management, que supervisa unos 240.000 millones de dólares en inversiones.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía 0,84%, a un mínimo de tres meses.

El referencial perdió 6,4% en enero, su peor mes en un año, luego de un repunte de un 68% en 2009, debido a que una serie de factores llevó a los inversores a recoger ganancias.

El dólar estadounidense se mantuvo el lunes en sus máximos niveles en seis meses, mientras que el euro se movió cerca de mínimos de siete meses por la inquietud fiscal sobre la euro zona.

Las nuevas preocupaciones sobre las finanzas públicas de Grecia, Portugal y otros países del bloque europeo también pesaron sobre las acciones globales.

También de relevancia en los radares de las inversiones ha sido la situación en China, donde dos sondeos empresariales enfatizaron el lunes el desafío que enfrentan los diseñadores de políticas para controlar la inflación en el país.

El índice compuesto de Shanghái cayó 1,6%, pero el índice Hang Seng de Hong Kong consiguió recuperar pérdidas tempranas.

Las acciones surcoreanas evadieron la tendencia regional, cerrando 0,25% al alza, con las automotrices reportando fuertes ganancias gracias a sólidos datos de ventas en enero y por los problemas en su rival Toyota Motor Corp, golpeada por un importante retiro de vehículos.

Toyota anunciará el lunes los detalles de su plan para reparar un problema en sus pedales de aceleración que llevó al retiro de 2,4 millones de autos en Estados Unidos.