Tokio. Ventas para frenar pérdidas hundían este viernes al euro a mínimos de un año en medio de especulaciones de que Grecia tendrá que buscar un rescate para no caer en cesación de pagos, mientras que las bolsas de Asia caían golpeadas por acciones financieras y de materias primas.

"La visión de que la situación de deuda de Grecia probablemente no mejorará en el corto plazo es uno de los asuntos claves que presionan hoy al mercado", dijo Kwak Joong-bo, analista de mercado de Hana Daetoo Securities en Seúl.

La brecha presupuestaria de Grecia el año pasado fue peor que lo que se temía, 13,6% del PIB, según reveló este jueves la oficina de estadísticas de la Unión Europea, y Moody's Investors Service rebajó la calificación de la deuda soberana griega.

"El mercado ya esperaba cifras positivas de resultados corporativos de compañías claves la próxima semana, lo que ha alimentado su reciente repunte. Pero el impulso alcista se ha debilitado mientras los inversores buscan otros factores positivos", agregó Kwak.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía 0,58%. Flojos precios de las materias primas golpearon a las acciones de mineras, mientras que en Hong Kong los papeles perdían 1%.

El índice MSCI ha perdido 1,6% en lo que va del año, pero acumula una ganancia de 1,2% en lo que va del mes.

Las acciones coreanas tocaron brevemente un máximo de 22 meses tras resultados de varias compañías de peso que superaron los pronósticos, incluidas Hyundai Motor y LG Display, antes de cerrar con un descenso de 0,14%.

Datos de Starmine mostraron que 67% de las compañías de todo el mundo que han reportado sus resultados del primer trimestre hasta ahora han alcanzado o superado las expectativas.

Nikkei cae. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó 0,3% este viernes, aunque el descenso se vio frenado por las mejoras de previsiones de compañías como Toshiba Corp.

Las acciones de Honda Motor Co subieron 1,1% tras publicarse que el beneficio del último ejercicio fiscal de la automotriz superará sus previsiones, después de que la compañía dijera que lanzará tres modelos de híbridos en China en los próximos siete años.

El índice Nikkei recortó 34,63 puntos y cerró en 10.914,46, mientras que el Topix no mostró cambios y finalizó en 978,20.

En los mercados de divisas, el euro era una de las primeras víctimas y llegó a caer casi a US$1,32 por unidad, su peor nivel desde abril del 2009.

Posteriormente se recuperaba y cotizaba a US$1,3275. Su amplio retroceso ayudó al índice dólar, que subía 0,18%.

El dólar también tomaba impulso tras una caída en los pedidos de beneficios por desempleo en Estados Unidos y un aumento en las ventas de viviendas en ese país, robusteciendo la percepción de que la economía está mejorando.

El precio de los futuros del petróleo estadounidense se mantenía estable, alrededor de US$83,70 por barril.