Hong Kong. Las bolsas de Asia aprovecharon este miércoles el impulso del sector tecnológico. Por eso, subieron luego que Intel Corp. reportó resultados mejores a lo esperado, mientras que las monedas regionales se apreciaron cuando Singapur ajustó agresivamente su política monetaria.

Los mercados de Corea del Sur y Taiwán, con fuerte componente tecnológico, recibieron el impulso del reporte de fabricantes de microprocesadores Intel, que elevó sus pronósticos de ventas y márgenes por encima de las expectativas de Wall Street.

El referencial taiwanés subió 0,84% y el KOSPI de Seúl trepó un 1,45%, con cierres máximos en 22 meses.

En Tokio, el índice Nikkei subió un 0,4%, alejándose de mínimos de dos semanas gracias a las ganancias de exportadores ligados a microchips, aunque la proximidad de resultados corporativos locales moderaron las alzas.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía un 1,2%, y el subíndice tecnológico era el mayor ganador, con un alza del 1,64%.

En los mercados de divisas, el dólar retrocedía luego de que Singapur revaluó su moneda y al reforzarse el apetito por el riesgo tras las ganancias de Intel.

Las monedas ligadas a materias primas, como el dólar canadiense y el australiano, se apreciaban contra la divisa estadounidense, mientras que el yen también perdía terreno.

El dólar perdía 0,28% en el índice que mide su desempeño contra otras seis monedas y estaba cerca del mínimo de un mes establecido el lunes.

Todas las monedas asiáticas, aparte del yen y el yuan, subieron con ganancias entre 0,1% y 1% tras la decisión de Singapur, después de conocerse datos que mostraron que esa economía creció a un ritmo récord y más rápido de lo esperado.

"No es sólo la historia de Singapur. Es Asia que lo está haciendo extremadamente bien contra el resto del mundo. Los datos de hoy en Singapur lo confirman", dijo Endre Pedersen, director ejecutivo de ingreso de renta fija en MFC Global.

El euro, que aún disfruta de un rebote proveniente de la cobertura en corto tras el paquete de rescate para Grecia anunciado el fin de semana, se apreciaba 0,3% a US$1,3654.