Hong Kong. Las bolsas en Asia tocaron este jueves un máximo en 11 semanas gracias a que la industria manufacturera china se fortaleció y las compras de inversores foráneos impulsaron los mercados de Taiwán y Corea del Sur, con un fuerte componente tecnológico.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio trepó a un nuevo máximo en 18 meses, cerrando con un alza de 1,4% y con el reciente bajón del yen apoyando las acciones de los exportadores.

Los operadores pronosticaron más ganancias para el referencial en el nuevo trimestre pese a señales de tensión en las gráficas técnicas.

El dólar estaba plano contra la moneda japonesa en comparación con las últimas operaciones del miércoles en Estados Unidos, a 93,47 yenes, luego de tocar un máximo en tres meses a 93,65 yenes más temprano en el día.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía 1,27%, después de tocar su máximo desde mediados de enero. Esto marca un sólido comienzo para el segundo trimestre luego de que el referencial ganó 1,5% en el período enero-marzo.

El índice Thomson Reuters de acciones regionales ganaba un 1,55%.

Analistas dijeron que Asia sólo está poniéndose al día. Las acciones tecnológicas y de bienes durables vieron los mayores avances gracias a que los extranjeros compraron papeles que han tenido un bajo desempeño este año.

En comparación con Asia, el índice de acciones mundiales MSCI subió 2,7% en el primer trimestre, y los papeles de los mercados emergentes trepaban 2%.

El ánimo entre los inversores fue estimulado por dos sondeos empresariales que mostraron que el sector manufacturero chino se fortaleció en marzo al aumentar los pedidos a fábrica, apuntando a un enérgico crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer trimestre.

El índice de gerentes de compras (PMI por su sigla en inglés) de un sondeo de HSBC/Markit mostró que la producción manufacturera en el período creció a su tercera mejor medición en sus seis años de historia.

El PMI oficial chino subió a 55,1 en marzo desde 52 en febrero, superando el promedio de 54,5 previsto en una encuesta de Reuters a un grupo de economistas.

Los mercados de Taiwán y Corea del Sur, dominados por acciones tecnológicas, se encontraban entre aquellos con mejor desempeño gracias a las compras extranjeras debido a expectativas de ganancias.

El índice compuesto de Shanghái subió 1,23% mientras que en Hong Kong el índice China Enterprises de las principales acciones chinas cotizadas localmente subía 2,2%.

Los inversores aguardan datos de empleo no agrícola en Estados Unidos que se divulgarán el Viernes Santo, un día feriado para la mayoría de los mercados.

Analistas encuestados por Reuters pronosticaron un aumento de 190.000 empleos en las nóminas de pago durante marzo, lo que representaría el segundo incremento mensual desde que la recesión comenzó en diciembre de 2007.