Tokio. Las bolsas en Asia trepaban de vuelta el martes hacia los máximos en dos meses que tocaron recientemente gracias a que la recuperación en los precios de las materias primas impulsó a los papeles de las firmas de recursos, mientras las acciones tecnológicas se fortalecían.

El euro se mantenía firme luego de rebotar desde un mínimo en tres semanas contra el dólar, pero seguía bajo presión en momentos en que importantes potencias europeas discuten si brindar asistencia financiera a Grecia.

Los inversores aguardaban datos clave de viviendas en Estados Unidos que se reportarán más tarde en el día (a las 1400 GMT) en busca de pistas sobre el estado de la recuperación estadounidense, considerada como clave para un rebote global sostenido tras la peor crisis financiera en generaciones.

La debilidad del mercado inmobiliario y el alto desempleo han sido un lastre persistente para la mayor economía del mundo, en fuerte contraste con la recuperación rápida en Asia, que ha visto un flujo de inversión extranjera hacia las acciones, bonos y divisas de la región.

"Los operadores del mercado están sintiéndose reconfortados respecto a las condiciones económicas, que lucen sólidas, especialmente en los mercados de economías emergentes", dijo Mitsushige Akino, administrador jefe de fondos de Ichiyoshi Investment Management en Japón.

"Por esto las acciones que tienen exposición a esos mercados cuentan con un sólido apoyo", explicó Akino.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía un 0,8 por ciento a 418,92, acercándose hacia el máximo en dos meses de 422,64 que tocó la semana pasada y volviendo a territorio positivo para el año a la fecha.

Los papeles de las compañías mineras y petroleras avanzaban luego de que los precios de las materias primas se estabilizaron tras perder terreno el martes.

El productor chino de petróleo CNOOC subía un 1,3 por ciento, mientras que la minera global BHP Billiton ganó un 1,1 por ciento en Australia.

Las acciones tecnológicas también exhibían fortaleza en gran parte de la región, con la expectativa de una demanda más sólida de televisores de pantalla plana y otros aparatos, impulsando a importantes productores como Samsung Electronics, que subía en un 1 por ciento.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio eludió la tendencia general, retrocediendo un 0,5 por ciento luego de que recientes ganadores como Canon Inc perdieron fuerza y mientras los inversores observaban con cautela los movimientos del yen.

No obstante, Toshiba Corp saltó un 3,6 por ciento luego de que dijo que está en discusiones con una compañía apoyada por el cofundador de Microsoft Corp Bill Gates para desarrollar en conjunto avanzados reactores nucleares.

El euro se mostraba estable desde los niveles de cierre en Estados Unidos a 1,3560 dólares, y avanzaba un 0,2 por ciento a 122,40 yenes.

Sin embargo, el desacuerdo persistente entre Alemania y otros estados europeos sobre brindar o no apoyo financiero a Grecia posiblemente pesará sobre el euro al acercarse una cumbre de la Unión Europea a fines de esta semana.

El Banco de Reserva de India, citando una creciente presión inflacionaria y una recuperación económica firme, pilló desprevenidos a los inversores con un ajuste de 25 puntos base el viernes a última hora, lo que pesó sobre los mercados globales.

Los precios del crudo cedían 40 centavos a 81,22 dólares el barril, con los inversores aguardando los datos de inventarios de petróleo en Estados Unidos que se reportarán en el día, mientras que el oro subía tras tocar el lunes su mínimo en casi un mes.