Tokio. Las bolsas subieron este viernes en Asia, encaminándose a una quinta semana consecutiva de ganancias, con las acciones del sector energético superando el desempeño general en momentos en que el petróleo se mantiene por encima de US$82 el barril.

El yen retrocedió, golpeado por la especulación de que el Banco de Japón podría relajar la política monetaria en el corto plazo, y el dólar se debilitó antes del reporte de lo que se prevé serán débiles datos de ventas minoristas en Estados Unidos.

La debilidad del dólar ofreció apoyo al oro, ayudándolo a alejarse del mínimo en dos semanas de US$1.100 que tocó en la sesión anterior.

Las bolsas globales, lideradas por los mercados desarrollados, han estado subiendo desde comienzos de febrero, ayudadas por un ánimo mejorado acerca de los problemas de deuda de Grecia, la esperanza por la recuperación económica y robustos flujos de fondos.

Las acciones japonesas volvieron a liderar el avance, con el índice Nikkei de la bolsa de Tokio trepando 0,81% a su cierre máximo en siete semanas, luego de que los inversores apostaron a que la depreciación del yen ayudaría a los exportadores.

"El riesgo de un yen más robusto parece estar cediendo ya que se espera que el Banco de Japón avance hacia una mayor relajación en la política monetaria, incrementando la demanda de acciones por parte de los exportadores", dijo Kenichi Hirano, de Tachibana Securities.

El dólar subía 0,1% desde las últimas operaciones en Estados Unidos, a 90,62 yenes, todavía cerca del máximo en dos semanas a 90,83 yenes que tocó el miércoles en la plataforma de negocios EBS.

El euro llegó a un máximo en dos semanas a 124,23 yenes.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas ganaba 0,2% en la jornada y estaba cerca de cerrar la semana con una subida de 2%.

El índice compuesto de Shanghái exhibió el desempeño más flojo de los mercados de la región con un descenso de 1,2%, mientras que el índice KOSPI de Seúl subió 0,4%.

"El humor del mercado en general ha estado mejorando en las sesiones recientes debido a que incertidumbres claves, como los problemas de deuda del sur de Europa, se han reducido", dijo Han Beom-ho, un analista de mercado de Shinhan Investment Corporation en Corea del Sur.

Los mercados de materias primas exhibían pocas variaciones el viernes, con el petróleo subiendo 9 centavos, a US$82,20 el barril, y encaminándose a su segundo avance semanal consecutivo.

El crudo tocó este miércoles un máximo en ocho semanas a US$83,03 el barril.