Madrid. La Bolsa de Madrid cerró la volátil sesión de este viernes en baja, por la falta de confianza en la capacidad de España de reducir su elevada deuda pública, lo que provocó pérdidas en la mayoría de sus principales acciones, incluidos los bancos.

El índice IBEX cayó 1,35% a 10.103,3 puntos, por encima del nivel de los 10.000 puntos que llegó a perder durante la mañana. En la semana, el selectivo español cedió 7,7%.

En medio de los temores, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, rechazó el viernes la idea de que se celebre una reunión extraordinaria del BCE, ante la preocupación por los endeudados países de la eurozona.

Trichet fue preguntado sobre la posibilidad de que se produjera esa reunión a su llegada a la reunión del G7, a lo que respondió que "no".

"Ha habido una extrema volatilidad, sobre todo en el mercado español. Las dudas sobre la economía española por el nivel de endeudamiento han llevado a mucha volatilidad. Durante la sesión hemos visto al Ibex en positivo y también cayendo 2%", dijo Oscar Moreno, gestor de fondos de Renta4.

En Europa, el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 de principales acciones cedió 1,87%, mientras que el francés CAC-40, el británico FTSE 100 y el alemán DAX retrocedieron entre 1,5% y 3,4%.

La mayor parte de los valores del Ibex cerró en negativo y entre los grandes bancos destacó la bajada de las acciones del BBVA, que perdieron 2,29%.

Los papeles del banco Santander  cedieron sólo 0,16% con mucho volumen negociado y gran volatilidad, después de haber perdido casi 10% la víspera.

Los títulos del grupo de telecomunicaciones Telefónica, que pondera 21% en el índice, bajaron 1,57%, mientras que los de la firma de energía Repsol-YPF restaron 3,8%.

Con información de Dow Jones Newswires y Reuters