Brasil. El gobierno brasileño congelará 21.810 millones de reales (US$12.250 millones) en gastos programados para 2010 en un esfuerzo por cumplir su meta de ahorros fiscales para el año, anunció el jueves el Ministerio de Planificación.

El gobierno fijó una meta de superávit primario del sector público para 2010 de 113.900 millones de reales (unos US$63.974 millones), o el equivalente al 3,3% del producto interno bruto.

Funcionarios del Ministerio de Planificación dijeron que las cifras más recientes del presupuesto proyectan un crecimiento económico para 2010 de 5,2% y una inflación de precios al consumidor medida por el índice IPCA de 4,99%.

De acuerdo con un sondeo semanal de mercado del banco central publicado este lunes, el PIB de Brasil crecería un 5,45% y el índice de inflación IPCA se ubicaría en 5,03%.