Brasilia, EFE. El ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, desautorizó al representante del país ante el FMI, Paulo Nogueira, que se abstuvo en la votación de un nuevo desembolso para Grecia y declaró su apoyo al plan de rescate para esa nación.

Fuentes oficiales citadas por la Agencia Brasil dijeron que el ministro conversó telefónicamente con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, para aclarar la posición del gobierno de Dilma Rousseff y expresar su apoyo al nuevo desembolso de US$2.290 millones aprobado para Grecia.

En la votación en que se decidió ese nuevo aporte, realizada el pasado lunes en Washington, Nogueira se abstuvo en la votación y alegó que "los recientes acontecimientos en Grecia confirman algunos de los peores temores" en relación a su economía.

En su declaración, divulgada por medios locales, Nogueira aseguró que "la implementación de las reformas (en Grecia) ha sido insatisfactoria en casi todas las áreas" y alertó de la posibilidad de que ese país entre en moratoria.

Según fuentes del Ministerio de Hacienda citadas por la Agencia Brasil, Nogueira pronunció su voto "sin consultar al ministro y sin su autorización".

La agencia de noticias oficial agregó que Mantega ha convocado a Nogueira para una reunión en Brasilia, a fin de discutir el caso y la posición del país en futuras votaciones.