Brasilia. El banco central de Brasil elevó los requerimientos para las reservas bancarias de entidades comerciales, con lo que comenzó a eliminar algunas medidas que lo ayudaron a mantener el sistema financiero a flote durante la crisis económica en 2008.

El Banco Central elevó los requerimientos para reservas de depósitos a plazo a 15%, desde 13,5%, según un comunicado.

La autoridad monetaria también aumentó los llamados requerimientos adicionales para depósitos a vista y a plazo a 8%, desde 5 y 4%, respectivamente.

El cambio es parte de una estrategia de salida de las medidas tomadas durante la crisis ahora que el sistema financiero es "sustancialmente líquido", dijo el presidente del banco central, Henrique Meirelles.

El aumento de los requerimientos para depósitos a plazo, que incluyen la extensión de compras de préstamos y otros activos financieros hasta el 30 de junio, tendrán efecto el 9 de abril.

Se espera que la medida ayude a retirar hasta 34.000 millones de reales (18.600 millones de dólares) del sistema financiero, añadió el comunicado.

El incremento de los llamados requerimientos adicionales tendrá efecto el 22 de marzo y se espera que retire del sistema bancario alrededor de 37.000 reales.

Analistas esperan además que el movimiento sea seguido por un incremento en la tasa referencial Selic, ya que la inflación muestra signos de aceleramiento.

Durante la crisis, que se desató inmediatamente después del colapso del banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers en septiembre del 2008, las autoridades brasileñas flexibilizaron los requerimientos de reservas.

De ese modo, el sistema bancario brasileño liberó alrededor de 100.000 millones de reales para ayudar a canalizar más dinero a prestamistas.

En octubre del 2008, el Banco Central redujo los requerimientos de reservas para depósitos a vista de 45 a 42%.

También recortó los requerimientos de reservas de depósitos a plazo de 15 a 13,5%.

En ese momento, la autoridad monetaria también permitió que los bancos dedujeran de los requerimientos de reservas la cantidad usada para comprar carteras de crédito de bancos pequeños o medianos en problemas, medida que expiraría el 31 de marzo.