El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, anunció este viernes que el Gobierno estudia bajar los aranceles de importación de productos industriales básicos para ayudar a los sectores que los emplean y frenar la inflación.

Mantega, quien este viernes se reunió con la presidenta Dilma Rousseff, explicó que la posible rebaja de los aranceles es necesaria para evitar presiones en la inflación, que acumula un alza de 3,15% hasta junio y que en los últimos doce meses supera el límite establecido por el Gobierno, del 6,5%.

El ministro de Hacienda afirmó que la medida, que afectará al acero, los fertilizantes y los productos químicos, entre otros, "no se tomará de inmediato" y será "proporcional" con respecto a la reciente depreciación del real con respecto al dólar.

El descenso de los impuestos compensará el alza decretada en septiembre del año pasado para estos productos, que se decidió cuando el real estaba más apreciado.

Desde el final de septiembre el real se depreció 11,39% hasta cerrar la sesión de este viernes en una cotización de un dólar por 2,259 unidades de la moneda brasileña.

El jefe económico del Gobierno responsabilizó a la Reserva Federal de Estados Unidos de generar "turbulencias" en el mercado de divisas para apreciar el dólar.

Un estudio del instituto Acero Brasil, patronal del sector, señaló recientemente que las siderúrgicas brasileñas tienen dificultades para competir en el mercado interno con las empresas extranjeras por el tipo de cambio desfavorable y por los elevados impuestos.