Rio de Janeiro, Xinhua. Brasil podría investigar el supuesto lavado de dinero que hace la guerrilla colombiana de las FARC en el país, si prospera un proyecto de ley presentado ante la Asamblea Legislativa del estado de Río de Janeiro, según explicó hoy su autor.

La idea, que surgió del diputado estatal Flavio Bolsonaro, del conservador Partido Progresista (PP), pretende investigar si las FARC dejaron de operar como traficantes de drogas en las favelas de Río de Janeiro para aliarse con empresarios y propietarios rurales para lavar en Río de Janeiro el dinero procedente del narcotráfico.

La propuesta empezó a ser tramitada esta semana en la Asamblea y autoriza a la secretaría de Seguridad Pública de Río de Janeiro a firmar un convenio con la Policía Federal de Brasil para "intercambiar informaciones sobre actividades de miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el estado de Río de Janeiro".

Bolsonaro pretende con su iniciativa combatir el tráfico de drogas y de armas en Río de Janeiro, además del lavado de dinero que viene del narcotráfico, y prevenir posibles atentados en momentos en que Brasil se prepara para ser sede de grandes eventos internacionales.

La ciudad de Río de Janeiro es una de las sedes de la Copa Confederaciones, que comienza el próximo sábado y destino de la visita que el papa Francisco realizará a Brasil en julio próximo, además de sede de la final del Mudial del año que viene y de los Juegos Olímpicos de 2016.

Según Bolsonaro, los reconocidos vínculos de la guerrilla colombiana con los traficantes de las favelas cariocas muestran que las FARC ya no tienen contactos con los "peces pequeños" que vendían drogas en las favelas sino con los "grandes peces" que nunca fueron identificados y que financian el narcotráfico en Río de Janeiro, mediante empresas y haciendas en Río de Janeiro para lavar dinero.

El político también quiere con su iniciativa que el gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), dejen de considerar a las FARC un movimiento político y finalmente lo traten como organización narcotraficante y terrorista