El aumento este miércoles de la tasa de interés en Brasil al 8,5% hace que el país sudamericano pase a tener la segunda tasa de interés más alta del mundo, tras China.

Tras anunciar el Comité de Política Monetaria (Copom) que la tasa básica de interés (Selic) subiría de nuevo al 8,5% anual, el interés real (la tasa básica descontada a la inflación proyectada para los próximos doce meses) brasileño pasó a ser del 2,5%, tras el 2,9% chino.

El aumento anunciado hace que Brasil suba una posición dentro de los mayores pagadores de intereses reales del mundo, pasando a Chile (2,3%), con el cual estaba empatado en el último estudio.

Con el aumento, la tasa de referencia de la economía brasileña alcanza el mayor nivel desde abril de 2012, cuando estaba en 9% anual. La elevación tendría el objetivo de contener el crecimiento de la inflación, que suma 6,7% en los últimos doce meses, por encima del techo de la meta oficial del gobierno, que es de 4,5% con dos puntos porcentuales de tolerancia.

El Banco Central mantuvo la tasa Selic en su mínimo nivel histórico, 7,25% anual, entre octubre de 2012 y abril pasado, cuando inició el proceso de ajuste monetario.