Sao Paulo. El gobierno brasileño autorizó a los bancos locales a emitir bonos a largo plazo en el mercado local, anunció el Consejo Monetario Nacional (CMN).

El gobierno pretende diversificar el financiamiento de los bancos locales con instrumentos de deuda a largo plazo.

La aprobación permitirá a los bancos locales emitir pagarés de al menos 300.000 reales (US$163.934) con un vencimiento de al menos 24 meses. No existen límites para la cantidad total o el período de vencimiento para la emisión de cada bono.

La medida se produce debido a que los bancos locales necesitan cada vez más fondos para satisfacer la creciente demanda de los consumidores por créditos.

Actualmente en Brasil, sólo las compañías no financieras están autorizadas para obtener financiamiento a partir de la emisión de bonos.

Los bancos locales obtienen financiamiento sólo a partir de depósitos, operaciones interbancarias a corto plazo y emisiones de bonos en el extranjero.

La medida permite a los bancos brasileños vender sus propios bonos a los inversionistas locales.

De acuerdo con los datos del banco central, el crédito total disponible en Brasil, incluidos los canalizados a través del gobierno, ascendió a 1,42 billones de reales (US$775.000 millones) en enero, o el equivalente al 44,6% del producto interno bruto.

Comparado con enero de 2009, la oferta crediticia total en Brasil ha aumentado 15,7%.